LA IMPORTANCIA DE SER SOBERANOS DE NUESTRO PROPIO MUNDO INTERIOR





Hemos hablado mucho sobre la importancia de la soberanía de nuestro propio reino interno para la liberación de nuestros hermanos menores.

¿ A qué nos referimos cuando decimos: Reino Interno ?


A todas aquéllas pasiones dominantes del hombre. Ilusiones u oscurecimientos de la realidad, que achican nuestra comprensión del universo y que se convierten en hábitos y mecanismos de defensa que conforman un carácter, una manera de ser que nos impiden llegar a estár en armonía con todas las demás criaturas. Pasiones dominantes que a su vez se corresponden con nuestra naturaleza inferior. Es decir, pensamientos, sentidos, emociones e instintos desatados.


Estas siete barreras o mecanismos de defensa que nos han sido impuestos por las Fuerzas Oscuras SAS, para distorsionar la realidad y reducir nuestra capacidad de discernimiento y respuesta de conducta correcta son:




Excepticismo, ignorancia, antropocentrismo, temor a la muerte, mitos negativos en torno al vegetarianismo, darwinismo social y endoctrinamiento pronatalista.



Lo anterior se corresponde con aquéllas siete pasiones dominantes que nos condenan a nuestros propios infiernos, esos círculos cerrados que creamos, murallas indestructibles, barreras, laberintos personales en que nos vamos perdiendo desde la infancia, y que a la larga nos impiden el desarrollo de nuestra alma, nuestro crecimiento y evolución espiritual como seres humanos, lo cual afecta el medio ambiente social en que nos movemos y a todos aquéllos seres con quienes interactuamos.




PEREZA

ENVIDIA

GULA

IRA

LUJURIA

CODICIA

ORGULLO



El hombre está firmemente convencido de que está completamente despierto; pero en realidad está preso en esa red de sueños que ha tejido él mismo. No es capaz de distinguir la realidad de la apariencia.




Cree que estár despierto significa mantener los sentidos lúcidos y los ojos abiertos durante la noche. Pero en realidad la vigilia se refiere al despertar de la conciencia, nuestro verdadero Yo Inmortal, el Tercer Ojo, la sede de poderes ocultos que no sabemos utilizar, nuestra Alma, nuestro verdadero SER.





Un conjunto de virtudes manifiestas que corresponden a lo verdaderamente HUMANO y que mientras no destruyamos esas murallas invisibles jamás podremos desarrollar.
La única Llave que nos hará dueños de nuestra naturaleza interior se llama VELAR. Pero nuestra Llave está oxidada y atrofiada. El hombre aún no ha comprendido la importancia de lo que está en juego, por ello sigue perdiendo tiempo valioso.





Sus actividades en el mundo material, y sus ansías de placer, su hedonismo desaforado, el fanatismo al que ha llevado sus profesiones mundanas, el fanatismo al que ha llevado los axiomas científicos, sus radios, sus televisores, sus fiestas estruendosas, le impiden escuchar la voz de su conciencia. Esa voz solo podría escucharla en el silencio. Pero para que haya silencio deberá enfrentarse al vacío y como todos vosotros sabéis la gente le teme al vacío. Por eso no se esfuerza en quedarse arrinconado para así poder meditar y llegar al vacío y por tanto al silencio, porque ese hombre es escéptico, porque todo ello le parece absurdo, aburrido, vano, y lógicamente encuentra más divertido irse a sus fiestas, o al parque de diversiones, o al restaurante con sus novias, o a los bares con los amigos, al cine o a los conciertos, intentando escapar de sí mismo, de su propia vacuidad interior, de su propia NADA que amenaza con devorarlo cuando está solo.







Una NADA de la que podrá escapar un tiempo....hasta que llega la hora de su fallecimiento y se encuentra postrado en su fría cama, agonizante y temeroso.






Entonces ese vacío espiritual, esa vida sin sentido del que había estado huyendo, al fin se impone ante el...pero ya es demasíado tarde porque cuando al fin puede escuchar los gritos ahogados de su propia alma moribunda diciéndole que el camino que había tomado era un camino equivocado, ya no puede retroceder y enderezarlo, ni tampoco pedir perdón a todas esas almas inocentes que perecieron a causa de su egoísta, infame e indiferente complicidad.








Este es un mundo de gente que está dormida que vive soñando que todo está bien, que no hay problemas, que no pasará nada si actúa por imitación, como suele vivir el "hombre masa".






Gente que vive en el mundo de la ilusión creyéndose en realidad que por ejemplo como muestra la televisión: Los peces ansían ser pescados y preparados con mayonesa.. Que para los pollos es un placer el ser convertidos en cubos de caldo.




Que las cucarachas son malvadas y hay que exterminarlas y que por cierto, su muerte es cómica. Que las hamburguesas crecen en campos de hamburguesas. Que las langostas nacieron para ser arrojadas al agua hirviendo y que eso no les duele. Que los árboles no sienten sino que son como cosas que han venido solo a darnos oxigeno. Que las flores nacieron tan solo para decorar nuestro florero y nuestra mesa de centro, o que los animales nacieron solo para alimentarnos.





El camino angosto es el servicio, el esfuerzo, el sacrificio y la protección. el camino ancho es la destrucción, la pereza, la inercia, la apatía e indiferencia, el conformismo, el egoísmo. A esto le llamamos el MUNDO ILUSORIO. Es un mundo en el que solo se ve la versión "Disney" de la vida, pero lo terrorífico, y doloroso siempre se oculta.







Para que la maldad se siga propagando y extendiendo por todos los rincones de este agonizante mundo. Pues, el anonimato de nuestras víctimas es lo que nos hace sordos a su sufrimiento.

Mientras no dejemos la carne, jamás podremos tener una mente totalmente lúcida y serena, porque la carne es un excitante. Por lo tanto no podremos obtener el mando de nuestra naturaleza inferior, no podremos sentarnos, tranquilizarnos y concentrarnos en nuestra respiración pues estaremos inquietos, nuestras energías estarán desatadas, incontrolables y tendremos una sensación de estár perdiendo el tiempo.
¿ Y porqué querríamos guardar silencio, respirar adecuadamente y hacer el vacío dentro de nosotros ? Para escuchar la voz de nuestra conciencia sin interferencias del tipo: "Opinión Pública" " Tradición Antigua" " Ley de la selva" "Mi especie es más valiosa que las demás" "Vida solo hay una" " Y las proteínas", "Todos somos seres humanos" y aprender a obedecer nuestra verdadera voluntad y no esa voluntad falsificada que ha sido impuesta a las masas a través de los medios de comunicación.





Nuestro verdadero SER, sabe distinguir entre el bien y el mal, no con la mente sino con el alma, con el corazón, y por lo general se manifiesta en un primer impulso, en una primera respuesta dependiendo de nuestra naturaleza como S.A.S. ( Servicio a si mismo ) o como S.A.O. ( Servicio a Otros )
Impulso que es opacado, ensuciado, distorsionado, obstaculizado, atrofiado y suprimido por los siete venenos que hemos mencionado anteriormente: Cuando ellos aparecen dejamos de ser nosotros para entonces entregarnos a la dictadura de las masas, con lo cual perdemos soberanía sobre nosotros mismos, a causa de lo cual nos convertimos en culpables, en cómplices de la maldad y la tortura, en cómplices del vérdugo muerte y sufrimiento al que condenamos a media humanidad, a la naturaleza y a los animales.





Ceridhi Hijos de la Luz