LAS BARRERAS ARGUMENTO



LAS CAMPAÑAS DE LA SOC
Y LAS SIETE LINEAS
DE DEFENSA ENEMIGAS














La propaganda o material de campaña es el instrumento que utilizan las organizaciones para transmitir un mensaje y apoyar el objetivo perseguido. La propaganda es un arma, un arma verdaderamente terrible, en manos de quien sabe servirse de ella. “ La pluma es más fuerte que la espada “, solía decir un antiguo adagio.



La propaganda es nuestra arma, las letanías que memoricemos, nuestro escudo, y la regla de oro será siempre nuestro estandarte. La primera línea de defensa del enemigo es la ignorancia. A la ignorancia se le combate con el conocimiento.
Las campañas que maneja la SOC. están relacionadas con las sietelíneas de defensa del enemigo a destruir y de las cuales hablaremos en el presente artículo.



Campaña número uno

Contra el abominable acto

de matar.



Está relacionada con la primera línea de defensa que es la ignorancia. Ignorancia respecto a cual es la razón de la propia existencia ( “ Servir para ser perfectos; Ser perfectos para servir. Quien no vive para servir, no sirve para vivir. “ Buda ) ; Respecto a cual es la línea invisible y sutil que separa el bien y el mal. (Esta línea se llama matar); E ignorancia respecto a la realidad infernal que viven los animales diariamente en cada rincón sobre la tierra.







Campaña número dos:

Contra el veneno del

Antropocentrismo.







El Antropocentrismo es la segunda línea de defensa enemiga, el antropocentrismo es una doctrina que considera al hombre como el centro del universo y que por lo tanto su especie tiene más valor que cualquier otra criatura sobre la tierra.






El hombre cree que es el único que tiene derecho a su sobrevivencia y su perpetuidad antes que otras especies, por lo cual, el criterio antropocéntrico fija las reglas que sacrifican los derechos de vida de nuestros hermanos menores los animales.











Las actitudes antropocéntricas ante los animales tienen un doble origen: El Judaísmo y la Grecia antigua.





Esta ideología se hizo más poderosa bajo el Imperio Romano, y su desprecio por los animales ha tenido hasta nuestros días su punto más culminante con el catolicismo al insertar un macabro mensaje en las mentes de los incautos al promover en su “Catecismo de la Iglesia Católica” los artículos 2415, 2416, 2417 y 2418 que dictan:




1.-...Los animales como las plantas y los seres inanimados están naturalmente destinados al bien común de la humanidad, pasada, presente y futura...También se les puede domesticar para que ayuden al hombre en sus trabajos y en sus ocios
2.- ...Es legítimo servirse de los animales para el alimento y la confección de vestidos...
3.- ...
Los experimentos médicos y científicos en animales, son prácticas moralmente aceptables, pues contribuyen a cuidar o salvar vidas humanas...

4.- ...
Es indigno invertir en los animales sumas que deberían remediar más bien la miseria de los hombres...

5.- ...
No se puede desviar hacia los animales, el afecto debido únicamente a los seres humanos...



Si bien la línea científico-industrial del mundo moderno, nos ha conducido hacia una desconexión con la naturaleza generando una visión mecanizada de ella y de todo lo que la compone, desde las aulas escolares hasta en el interior de los hogares y el trabajo con ayuda de los medios masivos de comunicación, esa visión y ese proceso no es tan impulsado, alimentado y perfectamente justificado por ningún otro elemento poderoso que por el sector eclesiástico.


La arrogancia, el orgullo y el distanciamiento de la Iglesia respecto a la naturaleza – que encuentra su fundamento en la teología de la creación - ha penetrado de manera honda en la ideología moderna del progreso y en el modo como se ha desarrollado y aplicado la técnica con todas sus aberraciones y abominaciones realizadas especialmente contra nuestro prójimo animal.





La fe católica está en la base de la crisis ecológica actual y de la actitud indiferente cruel y sanguinaria contra los animales, debido a que es una tradición que acentúa el Antropocentrismo en su consideración del mundo creado lo que conlleva a una total desacralización de la naturaleza. El fundamento de la perspectiva que presenta al hombre como dominador de la naturaleza, se encuentra en esta tradición proclamativa. Ella está abierta a la visión científico-técnica de la naturaleza, desfigurándola y degenerando fácilmente en apoyo de un dominio abusivo y depredador de las criaturas por parte del hombre.






Esa visión es la culpable del distanciamiento arrogante del hombre frente a la naturaleza con las desastrosas consecuencias que ello acarrea para los animales en primer lugar y para la calidad de vida y la propia supervivencia de la Raza Humana. La naturaleza y sus criaturas se conciben como pertenencias que tienen como único objetivo, el ser explotadas por el hombre.






Si a este tipo de relación con la naturaleza unimos la posesión de una tecnología avanzada el único fin posible es la auto-destrucción. En el corazón del hombre hay cada vez menos amor, cada vez menos piedad, cada vez menos compasión bondad y sensibilidad. Y si de amor carece un hombre, construye como hemos visto, un muro entre él y las criaturas de la tierra.





Cuando esto sucede el hombre hace de la vida una orgía, al no vivir mas que para sí mismo, entregándose por completo al terrible demonio del egoísmo que como furioso torbellino arrastra todo cuanto vive y se mueve, a un infierno de dolor, moldeado con las manos del hombre y en el cual somete a los sufrimientos más abominables a todos los seres que lo rodean, a los que acaban de nacer y peor aún a los que no existen todavía. Los que matan e incitan a matar son los causantes de todo el dolor que se genera de ese hecho.





Esos despiadados seres no ayudan a evolucionar a la Raza Humana sino que la hunden cada vez más, la degeneran la conducen a la perdición física y la perdición de su alma, por lo tanto no son humanos, sino que son traidores, porque en lugar de Impulsar al hombre a su crecimiento espiritual lo conducen a la auto-destrucción de su humanidad. Por ello es preciso derribar los cimientos que sostienen el antropocentrismo.





Campaña número tres:

Contra el letargo,

la indiferencia

y el
repulsivo hedonismo.




Está relacionado con la tercera línea de defensa del enemigo que es el Temor. Que a su vez está dividido en el miedo a la muerte, miedo a enfrentar la realidad y deprimirse por ello, y temor al cambio, es decir, las consecuencias a corto plazo que ello acarrearía.







A la gente de hoy se le enseña a negar la muerte y que ésta no significa nada más que aniquilación y pérdida, la mayor parte del mundo vive negándola o bien aterrorizado por ella. El mero hecho de hablar sobre este tema se considera morboso, y mucha gente cree que sólo mencionarla es correr el riesgo de atraérsela. Otros cometen el error de tomarse la muerte con frivolidad y pensar que es bueno morirse, que le pasa a todo el mundo, que no es nada grave, que es un hecho natural y que todo estará bien. Lo cual suena muy bonito hasta que uno se está muriendo.





De éstas dos actitudes hacia la muerte, una la concibe como algo de lo que hay que escabullirse y la otra como algo que se resolverá por sí solo. La sociedad moderna es en gran medida un desierto espiritual en el cual la mayor parte de la gente imagina que esta vida es lo único real. Carentes de toda fe auténtica en una realidad posterior, la mayoría lleva una existencia desprovista de sentido.







Los desastrosos efectos de esta negación van mucho más allá del individuo afectando a todo el planeta. Debido a su creencia de que ésta es la única vida, la gente moderna no ha desarrollado una visión a largo plazo; en consecuencia, no hay nada que les impida devastar el mundo para satisfacer sus propios fines inmediatos y vivir de una manera egoísta a la que llamamos: S.A.S. (servicio a sí mismo), que resulta fatal para el futuro del mundo y de todas las criaturas que lo habitan.






El miedo a la muerte y la ignorancia de la vida futura alimentan esta destrucción de la naturaleza y de los animales, que amenaza las vidas y las almas de todos. A la gente no se le enseña que es la muerte ni como morir. No se le da ninguna esperanza en lo que hay después de ésta ni lo que realmente hay detrás de la vida. A las masas se les educa en todos los temas excepto en aquel que encierra la clave del sentido total de la existencia y de nuestra propia supervivencia, pues, cuando alguien cree en una vida después de ésta, toda su actitud se vuelve distinta y se desarrolla un claro sentido de la moralidad y la responsabilidad personal.


En cambio, la gente que carece de una intensa creencia en una existencia venidera acaba creando una sociedad centrada únicamente en los resultados a corto plazo, sin pararse a reflexionar en las consecuencias de sus actos. Este es el motivo principal de que hayamos creado un mundo tan brutal como el que ahora ocupamos, un mundo en el que cada vez más, escasea la auténtica piedad, la auténtica compasión.







El objetivo de ésta campaña es entonces promover un cambio de actitud hacia la muerte, pues, quienes creen que disponen de mucho tiempo sólo se preparan en el momento de la muerte. Entonces los desgarra el arrepentimiento. Pero entonces es demasiado tarde. Así casi todos mueren sin estar preparados para la muerte, tal como han vivido, sin estar preparados para la vida. Es preciso ayudar a otros a brindar en el aquí y en el ahora un sentido a su existencia. De modo que al morir sea, sin tener que arrepentirnos ni reprocharnos que hemos malgastado la vida en saciar nuestros apetitos, complacer nuestro ego, y no vivir más que para nosotros mismos olvidando el dolor de las demás criaturas que habitan el mundo.




Campaña número cuatro:

Mitos Negativos entorno


al Vegetarianismo



He aquí la cuarta línea de defensa del enemigo. Los mitos negativos entorno al vegetarianismo. Lo que debe distinguir a uno de nuestros miembros, del integrante de cualquier otra organización es su capacidad para defender la causa de una manera precisa y contundente que no deje lugar a dudas en el oyente.







Para lo cual será necesario estudiar a fondo el apartado de preguntas y respuestas que anexaremos en este sitio, con el objetivo de obtener la victoria ante cada enfrentamiento en cualquier lugar, en cualquier momento en todos los frentes: Médico, científico, religioso, o filosófico. Y ante individuos de diversos sectores de la sociedad. Tendremos que ser muy diestros en el arte de mover las voluntades.







Nuestra labor será más convincente si logramos producir en el receptor, sentimientos de inconsistencia respecto a su situación actual y aquél mundo que él desea ver. Esto despertará la voluntad de cambiar en la dirección que se le propone.







Así, para persuadir a los demás de unirse a nuestra causa, debemos tener una poderosa autoridad moral y estar éticamente legitimados para hacerlo. Nuestra ventaja es nuestra postura biocéntrica. Y esto nos situará siempre y en todo momento, muchos escalones arriba que nuestro oponente.



Campaña número cinco:

Contra el Darwinismo Social










Está relacionada con la quinta línea de defensa del enemigo que lleva el mismo nombre. El Darwinismo Social, en pocas palabras, es la adaptación de la ley de la jungla al comportamiento humano.




Se enfatiza que esa lucha por la supervivencia en el hombre, es una ley natural, permanente e inmodificable. De acuerdo a esto, se pueden cometer todo tipo de atrocidades contra los débiles aduciendo que es “natural” que los fuertes sobrevivan y que eliminen a los débiles.










El Darwinismo social sostiene la afirmación de que el conflicto y la agresividad es parte ineludible de la naturaleza “humana”, y que por lo tanto todo tipo de guerras, esclavitud, matanzas, violaciones y brutalidades son justificables científicamente.






Según el Darwinismo social, el débil, el pobre, el enfermo y el perezoso, y los seres inutiles para el hombre deben ser eliminados sin misericordia como algo necesario para la evolución de la humanidad, su progreso cientifico, tecnologico, y para avanzar como civilización ejemplar.




La absolutización de la tesis sobre la lucha por la existencia y su extensión a la vida social, conduce a la negación de otra tendencia del desarrollo de la naturaleza: La solidaridad dentro de la especie y la ayuda mutua.



















El comportamiento altruista y cooperativo es también producto de la evolución y se manifiesta en el hombre y en muchas especies. La tesis del Darwinismo social, apoya la tesis del egoísmo extremo y por lo tanto del capitalismo más salvaje. Es preciso acabar con esa blasfema idea bestializadora de que todos somos animales y que por lo tanto, todo nos es permitido.






Las personas deben aceptar la existencia de una: “Naturaleza Humana” y dejar de deducir de lo natural, lo correcto. Pues somos seres pensantes y autoperfectibles. El estadío de barbarie consecuencia de un proceso de selección intra-específico que operó en nuestros antepasados durante 40,000 años deberá ser superado.





Campaña número seis:

Contra el Endoctrinamiento

Pronatalista








Se relaciona con la sexta línea de defensa del enemigo: C.P.D.
( Crecimiento Poblacional Desbocado ) del género “ homo sapiens...sapiens “.
La campaña tiene el objetivo de mostrar el giro de 360° grados que implicaría el detener voluntariamente la reproducción de nuestro género y encauzar el instinto maternal al cuidado de otros seres sobre la tierra.











Hacer lo correcto no siempre va acorde con nuestros deseos o caprichos. No obstante tendremos que elegir entre lo que es fácil y lo que es correcto. El camino ancho o el angosto si no queremos que perezca el Planeta, la naturaleza, los animales y por ende también nosotros.


La comodidad, el egoísmo, la necedad, el escepticismo, la burla, la inconsciencia y la iniquidad están por pagar un precio. Nuestros derechos terminan donde empiezan los de los demás seres vivos que habitan la tierra. Nadie será libre mientras alguien más sea oprimido, ya sea, animal, vegetal o humano.


Por ello es imprescindible detener el curso desbocado de las sociedades promoviendo la esterilización entre las hembras homo sapiens "sapiens " generando con ello, el cese voluntario de la natalidad de nuestra especie cuyo comportamiento semeja el comportamiento de un virus, de un parásito que vive a costa de la vida de los demás seres que habitan el planeta.












Así pues, es preciso fomentar más bien la adopción de los niños, árboles, plantas y animales que ya existen. Ya sea en vuestra colonia, en vuestra nación o apadrinando a seres, hambrientos de amor y cuidados en otros países. La generación intencional de más de nosotros, por cualquiera, en donde sea, ya no puede ser justificada ni ecológica, ni política, ni económica y mucho menos egoícamente.



No podemos seguir condenando a nuestra progenie a vivir en un planeta en rápido deterioro, en medio de una sociedad que se encuentra sometida a un irreversible proceso de destrucción y enfermedad que en su insana imprudencia arrastra en su perdición, las vidas de todas las demás especies que habitan el planeta. Debemos acabar de una vez con el endoctrinamiento pronatalista del pasado en el que desde pequeños se nos dice que algún día deberemos tener hijos propios.












El objetivo de esta campaña es lograr que cuando a las futuras generaciones se les pregunte: ¿Cuando y cuántos? su respuesta sea: " Cuando ya no existan en el mundo seres que requieran de nuestros cuidados " Entonces las alternativas empezarán a cobrar significado.



Campaña número siete:

Contra el Excepticismo







Muy pocas personas parecen creer en la existencia del mal personificado, la maldad encarnada.





A menudo se rechaza el hecho de que hoy en día en este mundo la Humanidad está desapareciendo de la tierra y está siendo sustituída por burdas copias del ser humano, con rasgos faciales humanos pero moral y mentalmente inferiores a cualquier animal. Hace falta mirar más de cerca, diagnosticar sin temor y sin piedad a todos aquéllos que nos rodean, ya sean, familiares, amigos y conocidos, porque interactuar con algunos será posible pero con otros será mortal.




¿Porqué?, Porque cuando alguien está en proceso de desarrollar y fortalecer su alma el sistema malígno se encarga de insertar unidades especiales para obstaculizar esta labor mediante ataques, críticas y humillaciones cuyo objetivo será contagiar al individuo con los típicos ideales S.A.S. (dinero, sexo, hijos propios ( en lugar de adoptados) múltiples ambiciones académicas, fama, poder, etc) "ideales " por los cuales se nos anima a esforzarnos desde temprana edad.




Alcanzar esas metas es considerado por la sociedad global (dirigida por los S.A.S. mente de metal), como la culminación de la búsqueda de la felicidad, a pesar de lo evidente del estado del mundo donde la verdadera felicidad permanece tan ilusoria y escurridiza como siempre.





Pero... ¿De donde vienen estas "metas de vida"que nos caen tan mal ?
Es posible que sean de hecho las ideas y metas de alguien más para nosotros?...
¿Es el interés de alguien más que la mayoría de nosotros gastemos nuestras energías y esfuerzos en una búsqueda infructuosa de felicidad quimérica?. Si. Hay un ejército de S.A.S. cuya única función es mantener esta búsqueda infructuosa encaminada a la destrucción de la humanidad como el "modus operandus" estándar para este planeta y como tal asegurar la contínua producción de energía emocional de 6 mil millones de seres humanos continuamente frustrados que "ellos", drenan consantemente para su propio beneficio.


Los S.A.S. son los depredadores de la raza humana.






Muy poca humanidad queda en cada persona perteneciente a nuestro círculo social y nuestro entorno general. Si. El Egoísmo y la Maldad poseen hoy la hegemonía sobre la tierra. Y una de sus actividades primordiales es debilitar la Voluntad Verdadera del género Humano a través de influencias negativas ( modelos de vida anteriormente descritos como "influencias S.A.S. ) que nos arrastren hacia la inminente destrucción de nuestras almas, y por lo tanto del planeta en general.





Pues los S.A.S., son los que afectan nuestras relaciones, nuestras cuentas bancarias, nuestras realizaciones, nuestra autoestima, son los que ocultan la verdad, y amenazan nuestra mismisima paz sobre la tierra.




Son infractores descarados contra quienes "nuestro" sistema jurídico oficial proporciona poca defensa, porque ellos están en la cima del sistema debido a que son hábiles en el manejo de la estructura, por lo que se vuelven hábiles en el arte de persuadir a los demás para hacerles creer que lo que el sistema dicta, es lo correcto en una conducta humana tipo modelo.





Imaginad mis queridos hermanos, si para el mundo la existencia del mal encarnado, del mal personificado, parece inadmisible, ¿Cómo entonces va a creer la sociedad, que las Fuerzas Malígnas crecen cada día en número y que hoy son mayoría? ¿Como va a aceptar el mundo, que las tinieblas poseen hoy esa hegemonía sobre el planeta? La barrera del Escepticismo es un macabro instrumento, la más poderosa línea de defensa del enemigo, por lo cual es el principal impedimento para derrotar a la maldad. Está será la primera muralla, el primer obstáculo que deberemos derribar, y lograremos esto solo mediante la observación minuciosa a nuestro alrededor. Sin el impedimento del escepticismo, podremos enfrentar y combatir las otras barreras que nos impiden ver con objetividad la realidad que nos rodea.











Hasta aquí hemos recorrido los objetivos de cada una de las campañas que lleva a cabo la SOC. y hemos conocido todas y cada una de las siete líneas de defensa que han funcionado y siguen jugando el papel de barreras-argumento, que impiden el cambio de actitud necesario para cambiar el destino fatal al que estamos llevando al Planeta.









El mundo se está consumiendo en los fuegos de la industria, los bosques están cayendo, los animales están siendo sometidos a muertes terribles, y abominables experimentos, un nuevo orden está surgiendo y una máquina de destrucción se está levantando para aniquilar a todo aquél que se interponga. La mente humana está siendo sustituida por una mente de metal. Sin embargo aún hay algo de bondad en este mundo y pelear por ella ...vale la pena.









La difusión inmediata del folleto que trata sobre las consecuencias a nivel planetario de la ingesta de carne, está enmarcado dentro de la primera fase de la metodología externa, que tiene por objetivo acabar con la primera línea de defensa del enemigo. Esta línea de defensa es la ignorancia.





Esta fase lleva por nombre: “Revelación”.








Hace referencia a la Espada de Luz Reveladora con la que los integrantes de nuestro movimiento bañarán el campo de batalla con un haz de luz tan luminoso que todas las criaturas malignas quedarán expuestas.








En ese documento se hace un primer acercamiento a las cualidades propias de los S.A.S. y aunque aún no se da a conocer el nombre genérico , no obstante si se señala que se trata de otra raza que hay que combatir y de la que debemos protegernos y proteger a los seres indefensos.


Así mismo se hace un énfasis en la trascendencia y repercusiones a nivel planetario, de un cambio de dieta por parte de la sociedad. Sin mencionar que el folleto es una clara invitación a unirse a nuestra causa. Nuestra meta en esta primera fase, a nivel cibernético, es romper la aparente homogeneización del término "humano", por no ser aplicable a todo aquél que posea un rostro antropomorfo.


Pues como ya hemos visto, no todos los que tienen una cara humana son iguales.


Para llevar a primer término esta primera fase lo haremos:

a) Desenmascarando a la maldad donde quiera que se encuentre

b) Familiarizando a la sociedad con el término “S.A.S.” (servicio a sí mismo)

c) Revelando la verdad de que en este mundo conviven dos razas distintas bajo la apariencia de una sola. (S.A.S. y S.A.O)

d) Enseñando a las personas a reconocer a esa otra raza impostora, cruel y despiadada que se ha encargado de pudrir a la sociedad desde adentro incitándola a matar y destruir las vidas de otros seres para que las suyas prevalezcan.



NO LO OLVIDÉIS......

Los seres (S.A.S.) los que biológicamente aparentan ser una creación completa de la naturaleza con manos, pies, algo parecido a un cerebro, ojos, y boca, son en realidad criaturas espantosas, completamente diferentes. Son solamente copias burdas del Ser Humano, con rasgos faciales humanos pero moral y mentalmente inferiores a cualquier animal.






Próximo Artículo:

" El Homo Carcinomicus "



CERIDHI HIJOS DE LA LUZ