LA BATALLA INTERNA-EXTERNA
Los Peligros de la influencia psicopática en nuestra vida cotidiana


Es preciso que evitemos desde hoy, seguir disminuyendo la frecuencia vibratoria del planeta, al seguir obstaculizando con nuestra conducta indiferente y pasiva, el despertar espiritual de quienes nos rodean. El poder para evitar que éste mundo sea destruido está en nuestras manos. Es imperativo que reconozcamos la importancia que tiene el trabajo con las energías y la comprensión del servicio que realizamos todos aquéllos que, de alguna manera u otra, somos trabajadores de la luz, ya que nuestro objetivo es dejar un mundo mejor que como lo encontramos.



Vegetarianismo y Amor a los animales, son dos conceptos que deberían estar intrínsicamente ligados uno al otro. Lamentablemente NO LO ESTÁN y es preciso explicar todo aquello que ha provocado esa separación; los peligros que ello conlleva para nosotros, para los animales y el planeta; Qué es lo que está detrás de todo eso, y lo más importante, ¿ porqué es apremiante trabajar en ese cambio de actitud en nosotros mismos de manera inmediata ? Propagar este conocimiento y lograr también en los demás, ese cambio de actitud que deberá ir de la pasividad a la acción, de la tibieza a la volición...






Nuestro planeta está en crisis, y es preciso anunciar que dejamos de ser humanos en todo el sentido de la palabra cuando solo sabemos querer a otros humanos, a veces a los animales de compañía que viven en nuestras casas, o solo a aquellos seres vivos que son útiles para nosotros, ya sea, de forma práctica o incluso de forma visual y decorativa... si no lo son, los sometemos a la infame destrucción, masacre y muerte.....Y es de ahí de donde pretendemos arrancar esté artículo.

Este individuo arranca la "mala hierba" de su jardín. Sus ojos especistas son incapaces de reconocer que esta plantita también tiene derecho a vivir.


Siendo, entre otras cosas, que el vegetarianismo es una filosofía de vida importante para lograr un equilibrio energético y de este modo obtener entre otras cosas el autocontrol de emociones, pensamientos y actos necesario para desarrollar nuestros valores humanitarios y conducirnos de manera correcta y pacifica en la sociedad; Vegetarianismo y amor a los animales, son dos conceptos que como hemos dicho anteriormente, deberían estar intrínsicamente ligados uno al otro. Lamentablemente NO LO ESTAN debido a la influencia psicopática en nuestra vida cotidiana.


Cuando mencionamos que nuestras vidas están totalmente influenciadas por psicópatas que nos incitan a imitar sus conductas, es natural que lo primero que nos ha de venir a la mente sean imágenes de asesinos seriales. Sin embargo ésta clase de psicópatas son apenas una de tantas categorías en las que pueden clasificarse. Los psicópatas son individuos depravados moralmente que representan a los "monstruos" en nuestra sociedad. Son depredadores imposibles de tratar en quienes la violencia es planeada, decidida y carente de emociones, para quiénes las reglas sociales no tienen ningún significado. No sólo codician las posesiones y el poder, sino que también sienten un placer especial al usurpar, infligir dolor, tortura o quitarle a los otros lo que puedan plagiar, estafar, y obtener mediante extorsión. El psicópata es un manipulador, que sabe exactamente lo que nos mueve y cómo manipular e influenciar nuestros sentimientos. Nuestra mayor dificultad a la hora de ponernos a salvo de la mano de un psicópata, es nuestra tendencia a pensar que TODA la gente que nos rodea es igual que nosotros y que no son capaces de cometer las abominaciones que llevan a cabo. El conocimiento protege, y en este caso, la mejor arma es mantener la distancia. Si confiamos en ellos y les damos terceras oportunidades, estaremos perdidos.


El 6% de la Población total del mundo ha nacido psicópata.

Muy pocas personas parecen creer en la existencia del mal personificado, la maldad encarnada.A menudo se rechaza el hecho de que hoy en día en este mundo la Humanidad está desapareciendo de la tierra y está siendo sustituída por burdas copias del ser humano, con rasgos faciales humanos pero moral y mentalmente inferiores a cualquier animal. Hace falta mirar más de cerca, diagnosticar sin temor y sin piedad a todos aquéllos que nos rodean, ya sean, familiares, amigos y conocidos, porque interactuar con algunos será posible pero con otros será mortal, tanto para nuestro cuerpo, como para nuestras almas.


La práctica del aborto es producto del feminismo radical. Miles de mujeres son influenciadas nocivamente por personas sin empatía, sin conciencia, para matar a sus propios hijos dentro de su vientre.

¿Porqué?, Porque cuando alguien está en proceso de desarrollar y fortalecer su humanitarismo, el sistema se encarga de obstaculizar esta labor mediante ataques, críticas y humillaciones cuyo objetivo es contagiar al individuo con los típicos ideales psicopáticos (dinero, sexo, fama, poder, bienestar individual, y múltiples ambiciones académicas), "ideales " por los cuales se nos anima a esforzarnos desde temprana edad. Alcanzar esas metas es considerado por la sociedad global como la culminación de la búsqueda de la felicidad, a pesar de lo evidente del estado del mundo donde la verdadera felicidad permanece tan ilusoria y escurridiza como siempre.



  1. Debemos preguntarnos ¿De donde vienen estas "metas de vida" que nos caen tan mal ?
  2. ¿Es posible que sean de hecho las ideas y metas de alguien más para nosotros?
  3. ¿Es el interés de alguien más que la mayoría de nosotros gastemos nuestras energías y esfuerzos en una búsqueda infructuosa de felicidad quimérica?


La respuesta es: Si.


Hay un ejército de psicópatas cuya única función es mantener ésta búsqueda infructuosa encaminada a la destrucción de la humanidad como el "modus operandus" estándar para este planeta y como tal asegurar la continúa producción de energía emocional de 6 mil millones de seres humanos continuamente frustrados que "ellos", drenan constantemente para su propio beneficio.



Los psicópatas son los depredadores de la raza humana, de los animales y del planeta. El Egoísmo y la Maldad poseen hoy la hegemonía sobre la tierra. Y una de sus actividades primordiales es debilitar la Voluntad Verdadera del género Humano a través de influencias negativas ( modelos de vida anteriormente descritos como "influencias psicopáticas ) que nos arrastren hacia la inminente destrucción de nuestras almas, y por lo tanto del planeta en general.






Los psicópatas son los que ocultan la verdad, y amenazan nuestra mismísima paz sobre la tierra. Son infractores descarados contra quienes "nuestro" sistema jurídico oficial proporciona poca defensa, porque éllos, los entes psicopáticos, están en la cima del sistema debido a que son hábiles en el manejo de la estructura, por lo que se vuelven hábiles en el arte de persuadir a los demás para hacerles creer que lo que el sistema dicta, es lo correcto en una conducta humana tipo modelo.


Si aquí y ahora hemos decidido hablar sobre esto, es porque:


Definitivamente debemos romper la aparente homogeneización del término "humano", por no ser aplicable a todo aquél que posea un rostro antropomorfo. Las inclinaciones perversas sostenidas, las viles intenciones y los actos calculados de tortura y brutalidad sistemática practicados hacia los animales y hacia los miembros más indefensos de nuestra propia especie, como son los no-nacidos, deben aunque sea por sentido común: Alertarnos de que en efecto algo anda mal en este supuesto de que todos aquellos con apariencia humana, lo son, en todo el sentido de la palabra.





Desenmascarar a la maldad donde quiera que se encuentre, debe convertirse en algo habitual y prioritario, debe convertirse en una necesidad. Porque el estar expuestos continuamente a éstas influencias psicopáticas en nuestras vidas cotidianas representa un peligro no solo para nosotros sino para la sobrevivencia de nuestro planeta. Los medios de comunicación están continuamente incitándonos a acabar con la vida de otras criaturas mediante instrumentos macabros que han sido el fruto de malévolas mentes de metal carentes de piedad y compasión.





Ellos nos venden innumerables armas de destrucción masiva de seres indefensos, vulnerables y nos incitan a matar continuamente como si matar fuera la única opción viable y existente.


Caricaturizan el dolor ante nuestros ojos, minimizan el sufrimiento mediante fondos musicales graciosos, y disfrazan los instrumentos de tortura y muerte mediante colores brillantes y alegres.


Ellos nos muestran el camino fácil y ancho y nosotros lo seguimos ciegamente, sin cuestionarnos nada, sin detenernos a sentir… porque saben como manipularnos.

Así es como ellos preparan el terreno con el especismo y el antropocentrismo como factores clave que a largo plazo irán generando una desconexión entre nuestras neuronas espejo y nuestros centros emocionales del cerebro.

Esto es lo que bloquea nuestros sentimientos de empatía y explica nuestra facilidad para llevar a cabo actos de violencia cada vez más fácilmente, sin remordimientos, sin culpa y sin temor a las consecuencias kármicas.


Lo hacen a través de muchas de nuestras debilidades como son: El que dirán, el temor a la enfermedad y a la muerte, la vergüenza, el miedo al rechazo y la marginación social. Ya que para su conveniencia, nuestro deseo de ser aceptado, sobrepasa a nuestro deseo de hacer lo correcto. Con lo cual, nos sometemos a la dictadura de la masas y absorbemos los pérfidos valores del submundo sin darnos cuenta.





Esos “otros” que poseen hoy la hegemonía sobre nuestras decisiones, nos han ayudado a ver como normal, aquello que jamás debió haberse visto como NORMAL. Y esto es, matar, matar por egoísmo, placer, por capricho, por comodidad personal….



La empatía nos aleja de cometer actos atroces y crueles hiriendo a los demás, sean personas, plantas, animales o insectos, pero si las personas pierden esa capacidad de sentir compasión por otros, eso los hace más dispuestos y ser más capaces de realizar actos violentos sin lamentarse por ello.

Hoy en día nuestra sociedad se encuentra peligrosamente sumida en un proceso degenerativo donde la falta de empatía se está volviendo crónica, suprimiendo con ello nuestras más altas virtudes espirituales como el amor, la compasión y la piedad. Al violar sus propios sentimientos, el hombre se ha vuelto terriblemente cruel y sanguinario.

Muchos de nosotros negaremos en este momento tal comparación porque creemos que no hemos llevado acabo alguna acción que nos acuse de esa manera, sin embargo, un venerable maestro dijo alguna vez: “El mundo es peligroso, no por aquellos que hacen el mal, sino por los que se sientan a ver lo que pasa. “



La vida de la gran mayoría de nosotros que estamos aquí reunidos, gira en torno de nuestras familias, de nuestras parejas, de nuestros hijos, o bien de nuestro propio cuidado espiritual. Podemos creer que haciéndonos vegetarianos o inculcar este tipo de dieta en los que conocemos, es más que suficiente para decir que hemos cumplido con nuestra parte. Sin embargo, estamos evadiendo nuestra responsabilidad al ser poseedores de un conocimiento privilegiado, de los hechos relacionados con la opresión de los animales (incluídos los insectos), el hambre mundial, la pobreza extrema, las enfermedades fulminantes, la destrucción del planeta y los medios de lucha a los que es indispensable recurrir para combatir eficazmente contra estas enormes injusticias conectadas entre sí.


Si bien el objetivo de este artículo no es exponer detalladamente como las gallinas ponedoras sufren roturas de alas y patas al ser brutalmente metidas y sacadas de las jaulas; o cómo las terneras son separadas de sus madres a los pocos días de nacidas, para meterlas en horripilantes cajones oscuros donde se les ata del cuello con una cadena sujetada al piso, se les rompen las piernas para que engorden mas rápido y se les deja a oscuras para que su carne permanezca blanca; no es la intención de este artículo hacer de vuestro conocimiento como los pollitos recién nacidos si llegan a presentar alguna deformación o enfermedad, son arrojados vivos a una trituradora, o cómo en los mataderos abundan los psicópatas malévolos que se complacen en el derramamiento de sangre y utilizan a los animales para practicar su sadismo. Como aquellos que se suben sobre los lomos de los cerdos aplastándolos una y otra vez para hacerlos chillar por puro placer, los que gustan de jugar fútbol con las cabezas de las vacas, o como aquellos que toman a los pollos por las patas y los azotan contra la pared, o quienes practican sus tatuajes en los cuerpos vivos de cerdos , pensando , qué más da, de todos modos morirán.....

Nosotros, seguimos enviándolos ahí...con nuestra apatía, con nuestra indiferencia, y nuestra creencia de que ser vegetarianos es más que suficiente..... no esperamos apelar a vuestro raciocinio para incitarlos a cambiar de una actitud bienestarista a una actitud totalmente ABOLICIONISTA como lo es el veganismo y alentaros a unirse a nuestra lucha, porque aquellos que se unan a nosotros lo harán solo movidos por un sentimiento y una noción....y estos son, la piedad... y la responsabilidad.


Si éstas no existen ya en nosotros, nada se puede hacer porque no importa que tan elaborados sean los argumentos científicos, filosóficos, o religiosos, nada de ello podrá penetrar la gruesa capa de INDIFERENCIA que se ha extendido como un virus letal sobre la sociedad y que no solo nos llevará a la muerte violenta y dolorosa de nuestros cuerpos, sino de nuestras almas......de este modo aunque mencionemos que la industria cárnica es la que más contamina los lagos, ríos, mares y mantos acuíferos, la principal causante de la deforestación, la destrucción de la capa de ozono y por ende del calentamiento global, la responsable del desperdicio de más del 50% de agua potable existente en el planeta, la industria que desperdicia más recursos energéticos y principal causante de las enfermedades más letales y crueles como el cáncer de estómago y de cólon....Así, aunque mencionemos que el despiadado asesinato de animales para consumo humano es el principal causante del hambre mundial, la pobreza extrema, malformaciones congénitas, ceguera, y retraso mental, debido a la cantidad de nitritos y nitratos de sodio empleados como conservadores, y la terrible cantidad de pesticidas que ingerimos con los alimentos provenientes de la industria cárnica, abominaciones todas, que oculta la reciente campaña del acido fólico difundida para disminuir esas malformaciones sin advertirnos de las VERDADERAS CAUSAS que las provocan.

Si esa capa de indiferencia en nosotros es irreversible ahora, no nos daremos cuenta de que el infanticidio también está ligado con esto ya que cuando se nos ha entrenado a nos sentir por un animal ésta falta de sensibilidad no se detiene ahí, sino que sigue creciendo, multiplicándose de forma exponencial y extendiéndose hasta destruir por completo todo sentimiento de piedad, hasta por los seres de la misma especie, vuestros propios hijos.

Tanto el asesinato masivo de animales, como el aborto, son y siempre serán una injusticia, y un abuso de fuerza contra seres débiles e inocentes que no pueden defenderse. Casi os podemos asegurar que al día siguiente después de haber leído esto, seguiréis comportándoos de la misma manera. Como si éste escrito no hubiese existido jamás. Lo siento por vuestros hijos, pues son ellos y los nietos los que sufrirán las consecuencias de haberles sembrado la semilla de la enfermedad y no habréis hecho nada para detener el desarrollo de la semilla de la violencia, producto de una falta de empatía crónica que los convertirá desde temprana edad, en más cómplices del desastre que se avecina.




No podemos retirarnos sin mencionar esto: Seguramente muchos de vosotros habéis leído por ahí, o habéis escuchado hablar de lo que se espera para el año 2012. Muchas personas hasta se dan un respiro de alivio al creer en esas teorías sobre un cambio de consciencia con el que llegará la paz “para la humanidad”......se cree que todo va mejorando y hay quienes se atreven a afirmar que hoy el mundo es más humano que antes, y que se está dando un fenómeno increíble porque las personas están despertando.....


Debemos abrir los ojos y al fin aceptar que éste mundo está revelando poco a poco su verdadera naturaleza......como el infierno que es, un infierno moldeado por las manos del hombre depredador y destructor.

Habrá quienes la presente afirmación parezca muy pesimista o fatalista. Estos sujetos son de los que suelen repetir siempre que pueden, que la vida es bella.... ¿ En verdad la vida es bella?, ¿Para quien?..

Preguntémosle al ganso en cuyo cuello es insertado un tubo para alimentarlo de manera forzada y que en repetidas veces se ahoga con su propio vómito cuando su cogote no es perforado por el salvajismo de la mano que lo forza a tragar....preguntémosle al ratón que desde que abre los ojos hasta que muere de manera dolorosa, solo ha conocido como su mundo, una fría jaula de metal donde es inyectado continuamente y es presa de largas agonías indescriptibles que lo llevan a su único escape piadoso como lo es la muerte a quien finalmente reconoce como su única amiga.....

Preguntémosle a la madre foca que presencia con profundo dolor cómo su hijo es apaleado y descuartizado frente a sus ojos, o a ese toro cuya espina dorsal es atravesada por un perverso esbirro del mal, y aun con lágrimas en los ojos y totalmente consciente le son arrancadas sus orejas y cola de un solo tajo..... preguntémosle al perro que vaga a la deriva y es rociado en su cuerpo con una botella de ácido, o a la rata cuyo cráneo es aplastado por la escoba de una ama de casa insensible y despiadada que no tuvo reparo en dejar a unos hijos sin su madre que había salido a buscar comida para alimentarlos......la vida es bella !! Si. Gritémoslo a los 4 vientos cuando el apestoso camión repleto de cerdos conducidos al matadero pase a lado de nuestro auto en la carretera.....y sigamos con nuestra fantasiosa convicción de que el mundo va mejor, de que la humanidad esta cada vez más despierta… De que TODOS! somos seres de luz, así podemos tranquilizar nuestras consciencias en un resoplido......y seguir viviendo para nosotros mismos......

Es este conocimiento dramático de la REALIDAD que nos rodea lo que nos obliga a asumir nuestra responsabilidad y participar en el movimiento de liberación animal, hasta sus últimas consecuencias… porque todos somos parte de este planeta….. No caminamos solos, nuestros hermanos animales caminan a nuestro lado y existen por sus propias razones, no son de nuestra propiedad y no están al servicio de nuestro vientre. Como sus hermanos mayores tenemos la responsabilidad de comprenderlos, amarlos, respetarlos, cuidarlos y procurar para siempre su paz y su bienestar.


Mientras el principio del ahimsa (la no violencia) no se encuentre presente en cada faceta de nuestras vidas, en cada instante, en cada circunstancia y en cada movimiento que hacemos, respetando la vida hasta del más pequeño insecto.....la esperanza de un mundo mejor para todos se verá cada vez más lejos en el horizonte....Por ello estamos aquí, porque hemos venido a recordarles que todos los que nos decimos seres humanos tenemos la obligación de librar una batalla interna, y otra batalla externa.....El hombre suele esperar hasta el último momento para observar y actuar, pero ya no es posible seguir posponiendo esta lucha contra esos agregados psicológicos, potencias psíquicas , esos yoes internos que emergen y se sumergen en alguno de los 49 niveles de nuestro subconsciente incitándonos a realizar actos terribles a través de influencias psicopáticas que nos vienen de afuera y contra las que podemos defendernos, siempre y cuando estemos dispuestos a esforzarnos y sacrificarnos por el bien del planeta.