LA VERDAD, LA JUSTICIA Y LA VIDA, ESTÁN CON NOSOTROS.


La mayor revolución de todos los tiempos se realiza en la tempestad de las batallas. Estamos ahora en el corazón de la lucha por la liberación animal y esta guerra no se acabará sin que el continente se haya desembarazado de sus verdugos. Sea lo que fuere lo que nos aporte el futuro, es nuestro deber para con nuestros hermanos menores muertos, resistir, atacar sin cesar, hasta el aniquilamiento de las fuerzas enemigas. En el estruendo de las batallas de nuestra época, el aspecto del mundo será remodelado y nadie reconocerá su antigua faz. Sea cual fuere el resultado de nuestra lucha por un imperio vegano, nada quedará del mundo de antaño. Las viejas fuerzas primordiales de la vida se han puesto en movimiento y ya no se detendrán hasta que las fuerzas de la degeneración, la depredación, la esclavización, la explotación y la destrucción no hayan sido finalmente aplastadas.

Aunque el horizonte parezca a menudo obscurecido por terribles y demoledores acontecimientos, aún en el mayor peligro, la fuerza de los corazones humanos participes de esta gran guerra no los abandonará, pero deberán demostrar su valía porque hay todavía vastos territorios cuyas masas que los habitan permanecen aún en situación tranquila de contemplación, un letargo, una tibieza, ya que no se preocupan de la amenazante gravedad de su situación. Ciegos, sordos, mudos, necios y locos, se vuelven contra lo unico que puede protegerles contra la destrucción y el aniquilamiento...ohhh !! si abrieran más sus conciencias!!...si dejaran el excepticismo a un lado...

Hermanos y camaradas!! el destino del mundo se cumplirá por nuestra acción y por la voluntad de la divinidad. Aunque miles de nosotros mueran, aunque decenas de miles vuelvan heridos, o muchos más de nosotros sean encerrados y neutralizados, somos invencibles porque estamos conscientes de nuestra misión y porque tenemos una fe inquebrantable. Esta fe en nuestros sueños, en nuestros ideales, nos ha sostenido en todas las circunstancias de nuestra existencia: nos ha dado los preciosos instantes de triunfo y nos ha acompañado en la pena y en la miseria, es esta misma fe, la que nos conducirá un día a la Victoria! porque la verdad, la justicia y la vida, están con nosotros!!!....Saludos Libertarios!!